El aroma del Aceite esencial de menta es refrescante, revitalizante y mentalmente estimulante. Es ligero y puro. Tiene efecto antiséptico, refrescante, analgésico. Fortalece el sistema inmunológico, reduce la inflamación y disminuye la temperatura.

Aceite de menta

  • Reduce la flatulencia, los cólicos, la acumulación de gases, facilita la digestión

probotanic-peppermint-oil

  • Está científicamente comprobado que alivia los síntomas del colon irritable (IBS)
  • Aumenta la producción y secreción de la bilis, ayuda a la digestión
  • Contribuye a disolver los cálculos en la vesícula biliar
  • Elimina el mal aliento
  • Previene las náuseas y los vómitos, bueno para mareos en los viajes
  • Elimina el estrés acumulado, eleva el estado de ánimo
  • Ideal a la hora de estudiar – estimula y eleva la concentración
  • Facilita la respiración dificultada por dolor de garganta, bronquitis, asma, sinusitis
  • Resuelve el problema del cabello grasoso, elimina la caspa

Producto obligatorio de los botiquines caseros

El aroma del Aceite esencial de menta es refrescante, revitalizante y mentalmente estimulante. Es ligero y puro. Tiene efecto antiséptico, refrescante, analgésico. Fortalece el sistema inmunológico, reduce la inflamación y disminuye la temperatura. La menta es particularmente eficaz en el tratamiento de trastornos digestivos. El aceite de menta relaja los músculos del tracto digestivo, alivia los cólicos y libera los gases. El mentol de la menta ayuda a la digestión estimulando el flujo de jugos digestivos y biliares. Asimismo, el mentol del aceite de menta ayuda a disolver los cálculos en la vesícula biliar. Al frotarlo en la piel, el aceite esencial de menta alivia el dolor, por eso se utiliza para el dolor en los músculos, las picaduras de insectos y picazones. El mentol estimula los nervios que son receptores del frío (causando sensación refrescante), mientras que calma lor receptores de dolor. En el caso de resfriado, reduce la inflamación de los conductos nasales, y la inhalación del mentol de la menta hace que sea más fácil respirar. Se utiliza para resfriados, tos, dolor en la boca, garganta y sinusitis, bronquitis e infecciones respiratorias. El aceite de menta es uno de los mejores remedios naturales para el dolor de cabeza. Frote unas cuantas gotas de aceite en la frente, la nuca y las sienes. El dolor debe desaparecer al cabo de quince minutos.

Aceite de menta para el Síndrome del Intestino Irritable

El aceite de menta tiene un papel significativo en el tratamiento sintomático del síndrome del intestino nervioso. Gracias al alto porcentaje de mentol, es muy eficaz para la flatulencia, cólico intestinal, gases, indigestión. La menta relaja los músculos lisos de los intestinos y alivia los cólicos en el síndrome de intestino irritable. Se sabe muy poco sobre el tratamiento de esta enfermedad. A finales del 2008 las investigaciones mostraron que, de todos los tratamientos estándares, el tratamiento con aceite de menta pura dio los mejores resultados. En un artículo publicado en el “British Medical Journal” se indicó que los medicamentos para el tratamiento del síndrome del intestino irritable tenían poco efecto, mientras que la dieta rica en fibras daba resultados sólo en uno de cada seis pacientes. Al contrario, el aceite de menta ha dado excelentes resultados y ayudó a una de cada dos o tres personas.

Links

pdf icon probotanic

 

El aceite de menta demostró tener un efecto beneficioso en el tratamiento de la depresión


Aceite de menta para el síndrome del colón irritable (síndrome del intestino irritable)


Revisión sistemática de los beneficios médicos del aceite de menta (Mentha piperita)


Aceite de menta – Uso, propiedades beneficiosas comprobadas científicamente, efectos secundarios


Composición química del aceite de menta


Tratamiento del SII (síndrome del intestino irritable) utilizando los métodos de la medicina alternativa